Existe una desaceleración del precio de la vivienda en Vitoria-Gasteiz y un auge del alquiler, como nos afecta esto en nuestra decisión para comprar un piso.

En las últimas fechas se han podido leer diversas noticias que apuntan a una enfriamiento del precio de la vivienda a nivel nacional, la incertidumbre económica mundial sumado a la pérdida de poder adquisitivo de la clase media hacían presagiar que el precio de la vivienda se vería afectado.

Evolución de los precios vivienda en Vitoria – Gasteiz

Según la empresa de tasación Tinsa, la evolución del precio de la vivienda en la capital alavesa encadena tres trimestres consecutivos de bajada. Comenzando con una corrección del precio del 0.9% en el tercer trimestre de 2018, – 1.5% en el siguiente periodo y del – 2.3% para el primero del presente año.

Evolución, por trimestre, de los precios de vivienda en Vitoria – Gasteiz

Auge del alquiler

Según los datos del Eustat (2016), 18.475 hogares estaban en alquiler en Álava en 2016, lo que supone un 40% de incremento con respecto a los datos de 2011. En 2016 el 13,6% eran viviendas de alquiler en Álava frente al 8,4% de 2011.

El aumento de la demanda ha hecho que los precios se incrementen. De acuerdo a los datos del Eustat, en el cuarto trimestre de 2018 los alquileres medios libres estaban en 861,5€. Si tenemos en cuenta los datos de este otro informe sobre el alquiler de vivienda del Observatorio Vasco de La Vivienda (Etxebide) el precio de los alquileres promedio se habría incrementado un 16% desde 2012 en Vitoria.

¿Es un buen momento para comprar?

La respuesta a esta pregunta depende de diversos factores; el uso que se le vaya a dar a la vivienda, la ubicación de la misma, el precio por metro cuadrado que negociemos y el coste de oportunidad en caso de que nos lo planteemos como una forma de inversión.

¿Comprar para vivir?

Si se trata de la que será nuestra vivienda habitual en Vitoria, debemos evaluar el esfuerzo financiero y el coste de financiación, para así determinar nuestra capacidad para afrontar una hipoteca y los riesgos que asumiríamos al hacerlo. Indudablemente, saber que nos encontramos en una tendencia bajista de precios residenciales, nos debe ayudar a negociar unas condiciones más ventajosas que si estuviéramos en el escenario opuesto. También debemos tener en cuenta que la compra de vivienda habitual cuenta con ventajas fiscales en Álava.

Conclusión: comprar sí, pero negociando el precio.

Comprar como inversión

Si por el contrario lo que nos motiva la compra de la vivienda en Vitoria es la inversión, deberemos tener otros factores en consideración. Deberíamos evaluar otras posibilidades de inversión, analizando su financiación, rentabilidad y riesgo. En el caso de la inversión inmobiliaria estas serían algunas reflexiones sobre esos puntos:

  • Finaciación: los bajos tipos de interés y la previsión de que continúen así durante un periodo prolongado hacen que acudir a los bancos para financiar parcialmente nuestro proyecto de inversión haga sentido en nuestro plan financiero.
  • Rentabilidad: la rentabilidad puede variar dependiendo de la ubicación, tamaño, antigüedad del inmueble, etc. Pero el promedio nacional según varias fuentes se encuentra en torno al 7,4% nacional. Hay opciones en línea para poder calcular la rentabilidad de nuestra inversión.
  • Riesgo: el riesgo que asumimos en una inversión inmobiliaria dependerá de nuestras necesidades de financiación. Las inversiones en inmuebles han sido históricamente, inversiones refugio por la seguridad que aportan en el largo plazo. Existe un respaldo físico de nuestra inversión, un bien tangible al que podemos darle uso. Por todo lo anterior, este tipo de inversiones son consideradas seguras y para inversores con baja tolerancia al riesgo.

Como comparación podemos tener en cuenta que otra inversión con un riesgo similar al inmobiliario como es el Bono a 10 años, tiene una rentabilidad del 0.85 % que ni siquiera haría frente al incremento del IPC situado en el 1,7% en Euskadi.

Si lo que se busca es realizar una operación especulativa en la que en poco tiempo poder ganar una plusvalía. Quizá nos encontremos en un contexto inadecuado y este tipo de operaciones pueden reportar mucho riesgo. Son factibles, pero mucho más difíciles que en una situación de precios al alza.

¿Comprar para alquilar?

Si lo que se busca es poner el inmueble en rentabilidad a través del alquiler y generar ingresos en el largo plazo, esta puede ser una estrategia muy acertada ya que, como comentábamos anteriormente, el precio de los alquileres ha experimentado un incremento tanto en su demanda como en su precio. El cual a en el cuatro trimestre de 2018, se situaba, en Vitoria – Gasteiz en un promedio de 861,5 €.

La fórmula en este sentido parece sencilla. Todo depende de cómo combinemos los factores.

Alquileres más altos + Precios más bajos = Mayor rentabilidad.

La plusvalía, en este tipo de estrategia es algo que llegará con el tiempo con un eventual cambio de ciclo. Es una inversión a largo plazo.

Conclusión: es un momento idóneo para comprar si la estrategia de inversión es a largo plazo y se busca poner el inmueble en rentabilidad poniéndolo en alquiler.

Si está buscando comprar una vivienda o quiere asesoramiento para ponerla en alquiler, desde Gestoría Anitua podemos ayudarle. Por favor, póngase en contacto con nosotros y cuéntenos su caso.

Vivienda en Vitoria; ¿Es momento de comprar ? ¿Comprar para vivir? ¿Comprar para alquilar?
Etiquetado en:            

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Si lo desea, conozca también nuestra política de privacidad. ACEPTAR

Aviso de cookies